sábado, 15 de octubre de 2016

Reseña #18: Aprendiz de diosa - Aimée Carter

Título: Aprendiz de diosa
Título original: The goddess test
Autora: Aimée Carter
Trilogía: Aprendiz de diosa #1
Editorial: Darkiss
Siguiente libro: Goddess interrupted
Páginas: 336 págs




TODAS LAS CHICAS QUE HABÍAN HECHO LA PRUEBA HABÍAN MUERTO.
AHORA ES EL TURNO DE KATE.

Kate siempre había vivido sola con su madre, y esta se estaba muriendo. ¿Su último deseo? Regresar al lugar donde había pasado su infancia. Así que Kate iba a empezar el curso en un instituto nuevo, sin amigos, sin familia y con el temor a que su madre muriera antes de que acabara el otoño.

Entonces conoció a Henry. Misterioso, atormentado. Y fascinante. Aseguraba ser Hades, el dios del Inframundo y, si Kate aceptaba el trato que le ofrecía, mantendría a su madre con vida mientras ella intentaba superar siete pruebas...

Kate pensó que estaba loco... hasta que lo vio resucitar a una chica. De pronto, salvar a su madre le pareció posible. Y si superaba las pruebas, se convertiría en la esposa de Henry. En una diosa inmortal.

PERO SI FRACASABA...
¡Hola a todos! ¿Qué tal? Espero que estéis pasando un día agradable.

Hoy os traigo la reseña de Aprendiz de diosa de Aimée Carter. Este libro me llamó mucho la atención por esa belleza de portada (yo y mi debilidad por las bonitas portadas) y porque tocaba el tema de la mitología griega —que a mi me fascina—. Al final me entró el gusanillo y acabé leyéndolo. ¿Sinceramente? Me ha decepcionado; iba con las expectativas muy altas (todos los libros que he leído que tratan el tema de esta mitología han sido muy buenos), me esperaba una novela diferente al resto, con acción y con un romance de esos que me encantan y al final (y siempre desde mi humilde opinión), la novela no ha dado la talla. Pero vamos a ir parte por parte.

La historia comienza cuando Kate, nuestra protagonista, se muda de la gran ciudad de Nueva York  a un pequeño pueblecito llamado Eden, para cumplir el último deseo de su madre, quien le queda poco tiempo de vida (a su madre le diagnosticaron cáncer hace unos cuantos años y desde ese momento Kate se ha dedicado en cuerpo y alma a cuidarla y rezar porque viva más). Kate, lejos de querer ir a ese pueblo alejado de la mano de Dios, accede ir de mala gana para cumplir la última voluntad de su madre y hacerla feliz por última vez. 

Allí, nuestra protagonista comenzará una nueva vida en ese tranquilo pueblo, yendo al instituto (típico americano), intentado llevar una vida normal y corriente y esperando el momento en que su madre se tenga que marchar definitivamente. 

Tras un desafortunado incidente de una chica de su instituto, Ava, la vida de Kate cambia drásticamente cuando conoce a Henry, un misterioso chico que asegura ser el mismísimo Hades y le propone un trato: mantener la vida de su madre si Kate acepta pasar seis meses del año (otoño e invierno) el resto de su existencia con él y ser la Reina del Inframundo. 

Pero no todo es un camino de rosas, y a lo largo de su estancia en la mansión de Henry, Kate se dará cuenta de que no todo es tan fácil como se lo habían pintado: Tendrá que superar siete pruebas, impuestas por los dioses del Olimpo. Si las supera con éxito, podrá convertirse en la compañera de Henry y poder reinar a su lado el Inframundo por el resto de la eternidad.

Aprendiz de diosa es un libro que parte de una idea original: Tenemos a Henry/Hades que acaba de perder a su querida Perséfone y está buscando a una nueva compañera para que ocupe su lugar como reina del Inframundo (sino no encuentra a una digna acompañante, este se desvanecerá) y a Kate, la doceava aspirante, la última esperanza para Henry, que tiene que sortear las siete pruebas y todos los peligros que se encuentre en la mansión Edén, además de mantener la vida de su madre con el pacto. Como veis, la trama es bastante original (o esa es mi opinión) y que si se sabe manejarla bien, pueden salir una historia bastante jugosa. ¿El problema? La autora no lo ha hecho. La historia es entretenida, pero solo eso; le ha faltado muchísima "chicha", es una historia bastante sosa y plana. Y me da mucha pena decirlo, porque a mi personalmente me fascina la mitología griega; me encanta Hades y el mito de Perséfone y de verdad, se podría haber sacado una historia muy muy muy intensa si la autora hubiera enfocado la novela de otra manera.

Como he dicho al principio de la reseña, me esperaba un libro con bastante acción con esto de las siete pruebas que tenía que superar Kate. Siento decepcionaros, pero no es así. En parte es culpa mía por ir con las expectativas muy altas (culpa de Rick Riordan y su maravilloso y sensual Percy Jackson), pero joder, en la sinopsis con "todas las chicas que habían hecho la prueba habían muerto (...)" o "Pero si fracasaba...", ¡hasta el mismísimo prólogo! te da entender que va ser de esas historiar con mucha, mucha, mucha acción y después... NADA. O yo soy demasiado ingenua o (con perdón por la expresión, pero estoy demasiado frustrada) demasiado gilipollas.

Con respecto a las siete pruebas antes mencionadas, tengo que deciros que me pillaron bastante por sorpresa.  Es bueno el enfoque/tema que le dio la autora a las pruebas; hasta me gustó el trasfondo y la "moraleja" (por decirlo así) de las pruebas para que Kate se convirtiera en una buena diosa; pero el como se desarrollaron cada uno de las pruebas, absolutamente NO. Algunas de las pruebas eran superficiales, incoherentes, hasta incluso, infantiles. SPOILER ¿Para ser una buena diosa tienes que prestar vestidos a tus amigas? ¿WTF? Muy absurdo, de verdad. FIN DEL SPOILER. El final es previsible, aunque hay una cosa que me pilló bastante por sorpresa, y fue una sorpresa muy agradable porque no me lo esperaba para nada.

Con respecto a la protagonista, Kate, tengo que decir que admiro mucho todo el sacrificio que ha hecho por su madre y el amor que le procesa. Es una chica que prácticamente ha perdido parte de su vida y adolescencia, para cuidar de su madre enferma. Ella vive el día a día y ha aprendido que cada segundo en esta existencia es importante.

Después tenemos a Henry, el otro protagonista, ¿y qué tengo que decir de este personaje? Que me ha decepcionado. Sin duda alguna, Henry/Hades es el personaje más interesante de la historia y al que se le podría haber sacado mucho jugo porque bueno, es un dios y los dioses son seres bastantes complejos. La autora nos presenta a un Henry atormentado por la pérdida de Perséfone y su amor no correspondido, con cierto aire misterioso, solitario y sin ganas de existir, sin embargo, le falta "chicha", la autora no profundiza en nada en el personaje y en su compleja personalidad, lo mantiene casi al margen toda la historia. Una pena, la verdad. Además, también lo he visto bastante soso, sin ganas de vivir ni existir, muy diferente al dios que estamos acostumbrados a leer/escuchar/hablar. 

La relación entre ellos dos es lo que más me ha gustado del libro. Es muy bonito ver como se ha ido desarrollando a lo largo del libro a paso lento, pero sin pausa, superando los dos sus miedos y adversidades  y preocupándose el uno del otro.

En conclusión, Aprendiz de una diosa es un libro que parte de una idea original para trama, pero que la autora no sabido manejarla ni sacarle el máximo provecho. Una historia original, con un buen ritmo, pero que le faltado mucha "chicha" ¿Leeré el siguiente libro? ¿Continuaré con la trilogía? Por lo que he podido leer/ver por aquí por Internet, los siguientes libros son muchísimos mejores que este primero y que hay mucha acción (que es lo que me gusta a mí), así que, sí,  supongo que seguiré con la trilogía.




Mia J. Bane


No hay comentarios:

Publicar un comentario